Aportaciones de Yucatán a la Constitución

El día de ayer se realizó la conferencia “Aportaciones de Yucatán a la Constitución de 1917” a cargo del Dr. Marcos Alejandro Celis Quintal, Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia; en el marco de la Jornada Conmemorativa del centenario de la Constitución de la Facultad de Antropología de la UADY. En la misma conferencia se recorrió  la influencia yucateca en las constituciones previas a la de 1917.

El concepto constitución en la antiguedad estaba relacionado con la recopilación de asuntos del estado griego, el significado evolucionó a partir de la independencia de los Estados Unidos a finales del siglo XVIII, para luego expandirse por el mundo como conjunto de leyes que rigen la vida de un país, apuntó el magistrado como introducción.

Una vez consumada la independencia de México, el país entró en un proceso de transformación y de disputas entre conservadores y liberales; resultado de esto fue la Constitución de 1824, “la fundante” del estado mexicano. Esta primera constitución tuvo la importante aportación del yucateco Lorenzo de Zavala cuya obra liberal aún permanece desconocida para muchos yucatecos y cuya firma se encuentra en el decreto de expedición de aquella primera carta magna.

Zavala era partidario de adoptar el modelo estadounidense de país, mientra que el bando conservador optaba por la monarquía a cargo de un príncipe europeo y cuyo hilo conductor fuese el centralismo

El Dr. Celis Quintal destacó también al yucateco Manuel Crescencio García Rejón, padre del juicio de amparo y defensor del federalismo. Mencionó que otra de sus aportaciones fue la creación de la Suprema Corte de Justicia como órgano guardián de la constitución, y del que estuvo a punto de pertenecer sin embargo el no ser abogado le excluyó del puesto.

En 1841 se establece el juicio de amparo en la constitución de Yucatán dentro del capitulo de las garantías individuales, en el cual se marcaba la normativa relativa a los procesos y la defensa de derechos a partir de los derechos universales; el juicio de amparo se incorporaría a la constitución mexicana de 1857.

Los derechos sociales son otra aportación de Yucatán, pues no habían sido incorporados a la constitución los grupos sociales, específicamente obreros y campesinos.

A finales de 1916 Carranza convocó al congreso constituyente, llegan a aquel gente de diversas posiciones entre ellas gente de izquierda uno de ellos Hector Victoria, lider obrero ferrocarrilero, quien ya había sido legislador en aquella época cuando empezaban a florecer la teorías de izquierda influenciadas por Marx.

Gracias al empeño de Victoria Aguilar, se incorporó en la constitución los conceptos de salario mínimo y jornada laboral.

 

Constitución

El Poderío del Oriente Maya en el Palacio Cantón

El pasado 13 de diciembre el Palacio Cantón inauguró la exposición “Lak’íin, poderío del oriente maya“, en ella se hace un recorrido por tres asentamientos de la región oriente de la península de Yucatán; Chichen Itzá, Ek’Balam y  Kulubá.

La exposición da muestra del complejo entramado social desarrollado en la región principalmente durante el período clásico (250 – 1150 d.C.) y parte del posclásico (1150 -1539 d.C.) a través de la cerámica, arquitectura, pintura y escultura así como la relación que estas artes guardaban con la élite gobernante y con el medio ambiente en el que se desarrollaron, esto a través de las 277 piezas de cerámica, madera, piedra, concha, hueso, oro y jadeíta que componen la muestra.

Una de las secciones más interesantes es la clasificación de la cerámica de cada uno de los asentamientos y el estilo al que pertenecen pues esta “expresa el ambiente cultural y entorno natural de sus creadores”. También destaca la reproducción del Mural de los 96 glifos de Ek’ Balam el cuál no se encuentra abierto al público por razones de conservación.

Está es una excelente oportunidad de conocer más sobre la cultura maya y los resultados que han arrojado las recientes investigaciones en la región oriente. El Museo Palacio Cantón se encuentra abierto de martes a domingo, de 8:00 a 17:00 horas, el costo de acceso es de 55 pesos, están exentos de pago niños menores de 12 años, estudiantes, jubilados y pensionados con credencial vigente. Los domingos la entrada es gratuita para mexicanos.

palacio canton

“Las mujeres decentes de la 58”

“Por nuestros hijos”, esa fue la respuesta que recibió Christian Rasmussen cuando le preguntaba a las sexoservidoras de la calle 58 del centro de Mérida sobre el motivo que les llevó a ejercer la llamada “profesión más antigua”.

El día de ayer se realizó la presentación del libro “Las mujeres decentes de la 58”, en la recién restaurada biblioteca Manuel Cepeda Peraza. El libro surge de la exposición del mismo nombre en la que se retrata la vida y los motivos que les llevaron a ejercer la prostitución a través de los dibujos de Gabriel Ramírez y los bordados de Elena Martinez Bolio.

Entre 2009 y 2010 Rassmussen fotografió y entrevistó a una veintena de mujeres; simpáticas, flacas, gordas… tal cual como son las mujeres con 3 o 4 hijos que luchan por una existencia mejor. A partir de estas imágenes, Gabriel Ramírez realizó los dibujos y  Elena Martinez Bolio la serie de bordados que pretenden proteger el anonimato de las protagonistas. “Las fotos son muy bonitas” reconoce el antropólogo de origen danés; “quizá en 50 años, cuando nadie sea reconocible, puedan exponerse”.

Mary Carmen Ávila Castro, coautora del libro, aseguró que, pese a lo difícil del tema, han conseguido más elogios que críticas por el trabajo realizado, incluso en universidades católicas donde se ha expuesto la obra. La exposición ha logrado concientizar sobre la difícil vida de estas mujeres que en la mayoría de los casos han sufrido de pobreza, humillación y violaciones.

“Es un trabajo mal pagado y mal visto”; ninguna lo hace por gusto, todas se vieron obligadas para darle de comer a sus hijos, pues sin estudios las oportunidades se limitan a trabajar de servicio doméstico, con lo que apenas les alcanzaría para vivir. No había otra opción.

Viven ocultándose de su familia y amigos, siendo señaladas por la sociedad, y extorsionadas por la policía. ¿Por qué culparlas ellas? Si son los hombres los que las buscan y es por ello que existe el sexo servicio. El beneficio es pan para su casa. Detrás de esa máscara y esa pintura se esconde el rostro del dolor.

MUJERES58

 “Mis musas” así las llamó la artista plástica Elena Martinez Bolío durante su intervención. Tuvo que reinterpretar las miradas de las mujeres en busca de los matices más humanos. Las fotografías se asemejaban a las de una morgue, “cuerpos inertes”. Para la realización de los bordados tuvo que citarse con ellas, “¿te has enamorado de algún cliente?” preguntó Martinez Bolio. Hollywood nos ha dibujado cuentos donde en realidad solo existe el dolor “¿Cómo podría enamorarme? Solo me usan” le contestan a la autora de los 22 bordados que ya han dado la vuelta al mundo.

Una de esas mujeres narró su historia en la voz de la actriz Madeline Lizama: “la familia te juzga aunque ella misma te haya orillado a ello. Mi madre no creyó que su esposo me violó, dolió más que nadie me creyera que el hecho en sí”, “llegué a casa de una amiga, su mamá era prostituta”, “trabajando en una tienda apenas ganaba 60 pesos diarios, ¿Cómo podría mantener a mis hijos?, ya no pude más, le pregunté a la señora por su trabajo”, “así empezó mi carrera… era guapa y podía elegir a los clientes, pero un día ya no y páse a ser una más de la 58”, “compré una casa”, “mis hijos están por terminar la carrera, uno de sus compañeros les dijo lo que era y no pude negarlo, sentí que moría de vergüenza” “me abrazaron, dijeron que trabajarían para que pudiera dejar de venderme…”

De izquierda a derecha: Carmen Ávila, Christian Rasmussen, Elena Bolio y Jorge Cortés Ancona.
De izquierda a derecha: Carmen Ávila, Christian Rasmussen, Elena Martinez Bolio y Jorge Cortés Ancona.