El antiguo Aeropuerto o Campo de Aviación

El antiguo aeropuerto fue entre los años cincuenta y sesenta un gran atractivo de la ciudad. Visitar el también llamado Campo de Aviación era motivo de paseo dominical, los meridanos -principalmente niños- se maravillaban viendo desde la terraza del edificio el ir y venir de los aviones.

El siguiente texto fue publicado en abril de 1965 en el periódico Novedades. El autor, Manuel Maza Ortega, describe algunas características de aquel desaparecido campo aéreo así como de los campos que existieron previamente en la ciudad.


Un gran centro nervioso: El Aeropuerto

1939 – 1945 la belicosidad se manifiesta en toda su grandeza. Las potencias luchan enconadamente y se hace necesario contar con medidas de proyección y de defensa. Como medida precautoria se dan a ampliar los aeropuertos para ser usados cuando la necesidad surja.

En 1943 se inician los trabajos de construcción del actual aeropuerto (1965), tala de montes, maquinaria, material de construcción, hombres laborando arduamente. La comisión americana de la Ley de préstamos y arriendos en tiempo de Guerra interviene monetariamente en el caso. Hay economías extranjeras de por medio, y se construyen aeropuertos: no sólo en Mérida, sino también en Cozumel y Oaxaca.  En 1944 se pone en servicio el aeropuerto de Mérida y se utilizan aviones Boeing cuatrimotores más avanzados.

El aeropuerto vino a llenar la necesidad que impide el aumento demográfico de la ciudad aumentando el número de vuelos y por lo consiguiente el de pasajeros.

Anteriormente paralelamente a la carretera blanca de Umán, existía un rudimentario campo con hangar y tres pistas de aterrizaje que daba un vuelo diario utilizando aviones trimotores Ford, en pistas de zacate y camino blanco.

Años atrás, cuando la CMA (Compañía Mexicana de Aviación) se hallaba en pañales, existía el Campo Municipal Alfonso Garibaldi en terrenos del Fénix donde aterrizaban aviones pequeños cuando la explotación del chicle estaba en su apogeo, los Fair Child de 4 pasajeros, y Stevenson, de la compañía Sarabia, llenaban las necesidades de transporte en aquella época. La evocación de los años hace borrosa la fecha: 1929 en adelante puede muy bien servir de punto de apoyo, mencionando que la CMA se fundó el 20 de agosto de 1924 en la ciudad y puerto de Tampico.

Para no perder cuenta, trasladémonos al 39 poco más o menos, en el campo situado a las orillas de la ya citada carretera a Umán y ampliemos la fecha: 1940 o 44, la CMA, la TAMSA y la Panamerican realizan vuelos entre diversas ciudades: México, Mérida, Chetumal, Cozumel y otras del extranjero.

Andando el tiempo surge rivalidad entre la TAMSA y Mexicana, terminando con la absorción de la TAMSA por Mexicana, cuando esta le adquirió equipo y aviones: 3 Packet, un C-47 de carga y un DC-3.

Su campo pasó a ser propiedad de la Fuerza Aérea Mexicana en donde se encuentra actualmente la Base Aérea Militar. Podemos mencionar algunos personajes que fueron elementos importantes de la desaparecida empresa: Julián Villareal Hernández, gerente de la compañía en aquel tiempo: Arturo Ponce G. Cantón, presidente del consejo administrativo en el mismo. Francisco barroso Polanco, gerente apoderado; y licenciado Alberto Solís Pinelo, jefe de pilotos. La fecha 1955 a 1959 puede orientar pero no certificar el año en que se liquidó totalmente al personal de la citada compañía.

Pasamos a lo actual: nuestro aeropuerto internacional construido hace poco más o menos 20 años, cuenta con 2 pistas de 2,134 metros de largo por 46 metros de ancho paralelas y orientadas de norte a sur con orientaciones la primera de 100 y 200 grados y la segunda de 170 a 350 grados, ambas con pistas de rodaje carretero. (Las pistas tenían la misma longitud pero una de ellas fue aumentada recientemente en 305 metros para prestar servicio de Jets). Tiene igualmente una torre de control con aparatos de recepción transmisión de radio para dar datos del tráfico aéreo, aparatos meteorológicos, y pistola de señales luminosas para emergencias. El departamento de radio cuenta con equipo adecuado para trasmitir mensajes directos a México y reportajes de tiempo. Equipo necesario para emergencias; faro giratorio con cono de viento aparatos de tele-tark para comunicación interior y otros aditamentos necesarios.

Laboran en él un total de 89 empleados, el jefe del aeropuerto, Francisco Vallejos García, el comandante del aeropuerto, Capitán primero José Luis Pérez Tejada, entendiéndose que los empleados allegados a los pasajeros son bilingües. Al frente de la compañía mexicana el señor Carlos Roca Belmont, gerente local de la CMA.


Aquí termina el relato del Sr. Manuel Maza. En 1967 iniciaron los trabajos de construcción del actual Aeropuerto Internacional de Mérida siendo inaugurado en septiembre de 1970, lleva el nombre del jurista yucateco Manuel Crescencio Rejón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*