La memoria del Capitán Lucas de Gálvez

Quiero hacerles una pregunta… ¿Qué se les viene a la mente al escuchar el nombre “Lucas de Gálvez”? Apuesto que ese nombre se les hace conocido.

Posiblemente pensaron en el icónico y representativo mercado de la ciudad de Mérida ubicado en la calle 65 y 69 por 56 del centro, ¿No?, Ese maravilloso lugar donde podemos encontrar verduras frescas y el recado para preparar nuestros exquisitos y tradicionales papadzules.  Creo que muchas personas se habrán preguntado alguna vez “¿Por qué el mercado se llama así? ¿Quién rayos fue ese dichoso Lucas de Gálvez? Y ¿Qué fue lo que hizo para que este lugar llevara su nombre?”

El día de hoy les contaré a grandes rasgos precisamente eso, quien fue y que es lo que hizo dicho ilustre personaje de la historia colonial yucateca en nuestra región.

El señor don Lucas de Gálvez de Oca, hombre nacido en España a principios del siglo XVIII llegó en 1787 a la entonces denominada provincia de Yucatán para ocupar el cargo de Intendente, Gobernador y Capitán general que se le había otorgado tras la real ordenanza de intendentes para la Nueva España en 1786. (Para poner en contexto, España estaba quitando de todos sus dominios a sus antiguos alcaldes mayores corruptos, Y estaba colocando a estos nuevos administradores políticos a través de dicha ordenanza) Este nuevo funcionario denominado “Intendente” tendría que encargarse de velar por los intereses de la Corona y también del bienestar y el progreso de los habitantes y provincias a los que habían sido asignados. Por ello durante su gestión Lucas de Gálvez se dedicaría a fortalecer el aspecto económico de la provincia haciendo mejoras en los caminos y el puerto de Campeche.

Siendo este puerto de vital importancia pues era el único por el que salían y entraban mercancías a la región. (pocos años más tarde se abriría al comercio en el puerto menor de Sisal, pero eso sería bajo el mando de otro Intendente) Gálvez también amplió y modernizó los mercados de Campeche y Mérida en pro de la economía regional (Tal vez por ello posteriormente el mercado municipal de Mérida sería bautizado con ese nombre) así como también mejoró las calles, expandió la ciudad e inauguró el denominado “paseo de las bonitas” o alameda de Mérida ubicada en la calle 65 entre 54 y 56. No por nada varios historiadores locales lo consideran como el urbanizador de la ciudad.

Lamentablemente la administración política y la vida de don Lucas de Gálvez se vieron truncadas el 22 de Junio de 1792 cuando al regresar durante la noche a su casa fue herido de gravedad por una puñalada en la calle 61 por 58 y 56 antes de morir minutos después a unos pasos del palacio.

Diversos académicos han expuesto sus posturas referentes al asesinato del Gobernador de Yucatán. Hay quienes afirman que lo que motivó al asesinato del primer Intendente fue el comportamiento del mismo, pues debido a ello Don Lucas habría tenido diversos amoríos con varias mujeres, siendo el asesinato un crimen pasional realizado con el afán de saldar cuentas. Por otro lado, y la postura que más apruebo y expongo es la que apunta a que el asesinato fue planificado por las familias poderosas (las elites yucatecas) en contra de Gálvez, pues este al ser Gobernador, Capitán general e Intendente y teniendo todo el poder político-administrativo había afectado los espacios de poder e intereses económicos de dichas familias poderosas convirtiéndolo en una amenaza. Ahora ya sabemos quién fue y lo que hizo el personaje cuyo nombre lleva nuestro mercado.

*Colaboración Externa
Wilberth Gabriel Sánchez Moo
Estudiante de Historia
Facultad de Ciencias Antropológicas de la UADY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*